Saltar al contenido

Relojes cucú de pared

Reloj de cuarzo de pared selva negra alemania madera autentico original

Los relojes cucú de pared nos cautivan. Por eso hemos seleccionado y clasificado los mejores relojes cucú para ti.

Y es que quién no se siente atraído por ese singular pajarito que se asoma por la ventana de una bonita casita de madera emitiendo un sonido por demás conocido. ¿Verdad que es un reloj que quieres tener en casa?

Hemos creado esta página para acercarte más a la historia de este singular y único sistema que se fabrica desde el siglo XVII. Además, encontrarás aquí una selección de hermosos relojes cucú.

¡Compra un original y auténtico reloj cucú de la selva negra y disfruta de su cántico cada vez que dé la hora!

Hermosos relojes cucú de pared en rebajas

¡Disfruta de este fantástico catálogo con los más hermosos y entrañables relojes cucú!

Son ideales para regalar o decorar. ¡Deja volar tu creatividad y cuélgalos en tu lugar favorito! Estos relojes cucú tallados en madera son piezas artesanales que marcarán la diferencia en tu decoración.

¡Más Relojes con envío gratis aquí (Amazon)!

Compra en oferta hermosos relojes cucú de la selva negra de Alemania

La Selva Negra es posiblemente uno de los parajes más hermosos de suroeste de Alemania. Esta es la cuna de los relojes cucú desde hace más de 280 años. ¡Y puedes tener hermosos relojes de esta parte del mundo, en tu casa, con unos cuantos clics! Son hermosas piezas hechas en madera maciza, trabajadas a mano. ¡Mira el hermoso detalle de su techo de tejas hechas en madera!

Aquí más modelos de relojes cucú

La selva negra alemana, la cuna de los relojes cucú

cucu reloj pared selva negra alemania oferta regalo

Aunque aún no se sabe a ciencia cierta donde, cuando y quién inventó el famoso y original sistema que luego fue incorporado en los relojes cucú de pared. Se conoce que su fabricación en talleres de relojería empezó aproximadamente en el año 1740 en la Selva Negra, al suroeste de Alemania.

Se desconoce asimismo la cantidad de relojes que fueron fabricados de forma artesanal en estos talleres, pero parece ser que no fueron muchos, dada la poca cantidad de ejemplares que han perdurado a la fecha.

En la actualidad son pocas las fábricas de relojes de cucú en el mundo, no obstante es el Alemania donde se cuenta con más talleres o fábricas de este tipo de relojes. Después de este país, la producción más grande se encuentra en Suiza.

Hoy en día puedes comprar relojes cucú de pared auténticos sin moverte de casa, gracias al Internet. Hay empresas como Amazon que sirven de plataforma para su venta y que te los llevan a casa GRATIS. Además, si no te gusta lo que recibes, lo puedes devolver y recuperar tu dinero, sin necesidad de dar ningún tipo de explicación.

Historia de los relojes cucú

reloj cucu selva negra alemania
Reloj Cucú más grande del mundo en Schonach. Alemania.

Se dice que en el año 1629 un noble conocido como Philipp Hainhofer, hizo mención, por primera vez, de un reloj cucú, el cual pertenecía al príncipe Augusto de Sajonia.

Aproximadamente en el año 1650 el erudito Atanasio Kircher, describe, en un manual sobre música, un órgano con varias figuras autónomas y entre ellas, el actualmente conocido cucú mecánico. En este libro se puede entender, por medio de la lectura e ilustraciones, como funciona el mecanismo del reloj cucú mecánico.

En los diferentes grabados se puede apreciar claramente todas las partes que componen un cucú mecánico y la forma cómo se conseguía que el pájaro moviera el pico, las alas e incluso la cola, de forma simultanea se podía escuchar el canto del cucú producido por dos tubos de órgano cuidadosamente afinados.

Fue en el año 1669 cuando Domenico Martinelli, en su manual, Horologi Elementari, sobre principios del funcionamiento de los relojes, sugiere la idea de usar el cucú para anunciar las horas, aprovechando que en esa época ya se conocía los mecanismos que imitaban el canto del pájaro.

Con el tiempo fueron muchas las regiones que incluyeron el sonido del pájaro para la fabricación de los relojes, de entre todas, destaca la participación de la gente de la Selva Negra (Alemania), donde se crearon varios talleres dedicados casi de forma exclusiva a la fabricación de relojes cucú de pared.